El señor Hert se detuvo ante el escaparate de la tetería Gardenia. Recordó la tarde en la que concertó la primera cita de su vida con la delicada señorita Hibis cincuenta y cinco años antes. Ella nunca acudió....

Lejía

" Subí la escalera sudando. Volví a hacer la cama, parecía seguir impregnada del olor de Reda, así que encendí unas velas, quemé incienso; no era suficiente; agarré el ambientador, el desodorante, también el p...

La tormenta en el cielo

" No se enamore nunca de ninguna criatura salvaje, Mr. Bell. No hay que entregarles el corazón a los seres salvajes: cuanto más se lo entregas, más fuertes se hacen. Hasta que se sienten lo su...

Bruma

En Sapa, al norte de Vietnam, las montañas lamen en niebla la noche. La temperatura se desploma y las calles sin asfaltar se elevan unos centímetros hasta hundirte los pies en un barro que se adhiere rojo y pa...

Una ventana en la cocina

  Los libros nunca fueron el centro del conocimiento en mi casa. Su presencia no se cuestionaba, como no se cuestionaba una ventana que dejara entrar la luz en la cocina. Gozabas de ellos sin exagerar l...

Llámame por tu nombre

El deseo es una forma extraordinaria de amor. La más directa. Aún no se han puesto en funcionamiento las zonas que empiezan a exigir del otro más allá de su propia voluntad. Ningún momento de inicio de un deseo...

De peces y de pájaros.

El suelo de la terraza le arde áspero bajo el pecho, el vientre y los genitales. Coloca el fusil en una posición que le permita recuperar la sensibilidad de los brazos, de los muslos. Un perro atraviesa como un...

Iris

Iris es fea, dulce y astuta. Iris es magnífica. Iris es un nombre de mujer pero ella en sí es una membrana coloreada. Iris ama de manera plácida y desbordada todo lo que hace. Iris es una consumista enfermiza p...